La línea amarilla

30 Sep

Tantas personas esperan cada día a los metros, especialmente por la mañana y al fin del trabajo. Y aunque los metros vienen con frecuencia, muchas veces uno tiene que esperar hasta dos o tres micros, antes de que pueda entrar – y entrar significar “estrujarse”. El tiempo de espera en los andenes no es inofensivo y por eso hay líneas amarillas y es prohibido traspasarlas antes de que los metros abran sus puertas. Personas del Transantiago avisan a todos que no hacen caso – es por su propia seguridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: